La música estimula la imaginación, produce relajación y reduce el estrés. Proporciona entretenimiento y alegría. Puede traerle recuerdos, transportarle en el tiempo, cambiar su estado de ánimo, hacerle soñar o desear bailar… Un buen equipo de alta fidelidad proporciona la mejor forma de aprender y disfrutar de una mayor variedad de música y beneficiarse de todas las ventajas que ésta, en sí misma, aporta.